La depresión no sólo acarrea malestares emocionales sino también corporales.   Dolor de espalda, dolor en las articulaciones, extremidades o malestar gástrico son algunos de los síntomas físicos que pueden enmascarar cuadros de depresión o de ansiedad