Alteración en la sensación tanto en dedos de la mano y pies, entumecimiento en brazos, muslos y piernas, hormigueos, electricidad, pérdida de fuerza al sostener un objeto, pérdida de equilibrio al caminar, cojear, etc.

Los ajustes quiroprácticos actúan liberando la compresión nerviosa que causan los síntomas hacia los brazos y piernas, devolviéndoles el normal funcionamiento y a su vez permitiendo que las articulaciones afectadas sigan su normal proceso curativo.

Los síntomas como adormecimientos en manos y brazos, hormigueos en brazos y piernas, sensación de quemazón, pueden tener como origen una afección al sistema nervioso por parte de una subluxación vertebral.

Cuando la función de una vértebra se ve restringida o pierde su posición normal, esta puede comprimir las salidas nerviosas y causar una serie de alteraciones al sistema nervioso, afectando el normal funcionamiento de nuestro organismo, pudiendo dar dolor, pero en realidad, esto es solo la manifestación de una parte del funcionamiento nervioso, El verdadero problema es que funcionamos mal, y así es como el dormimos mal, tenemos mala digestión, mala movilidad articular, etc. Si bien es cierto pueden haber otras causas, el  quiropráctico está altamente capacitado para detectarlo y solucionarlo.

Estas sensaciones tan molestas, como es el sentir que se duermen las manos, hormigueos o que duelen, que se sienten pinchazos, o tipo descargas eléctricas, estarían dentro de lo que se llaman parestesias.

Esta denominación indica que no son sensaciones reales, no porque no se las sienta, sino porque en sí no hay hormigas, ni alfileres en la zona, sino que son efectos de la irritación de alguno de los nervios periféricos que inervan las manos, a saber: nervios radial, mediano y cubital.Son sensaciones anormales que pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero con frecuencia se sienten en los dedos de las manos, las manos, los pies, los brazos o las piernas. Para la quiropráctica esto es un aviso de su cuerpo que algo no está funcionando bien.

La mayoría de las veces, ese adormecimiento es de causa cervical, lo que no resulta muy fácil de comprender por el paciente, ya que consulta por las manos y le miramos y trabajamos el cuello.

Otra de las posibilidades por las que se pueden adormecer las manos, es una causa un poco más cercana y está localizada en la zona de la muñeca, en la región anterior del antebrazo en la unión con la palma de la mano.

Allí, existe un espacio llamado túnel carpiano, formado en la profundidad por los huesos del carpo que tiene una suave concavidad y como techo del túnel, está el ligamento anterior del carpo. Por ese espacio pasa el nervio mediano, que va a dar sensibilidad y movimiento a la mano en la zona anterior o palmar, incluyendo dedos, es decir, la zona eminentemente flexora.

Leé más: http://www.todoenunclick.com/adormecimientos-en-manos/