El paso del tiempo, los hábitos sedentarios o la rutina laboral llevan a una mala postura, a padecer distintas lesiones y disminuir el rendimiento. Los consejos para evitar contracturas y ganar calidad de vida.

La flexibilidad refleja una de las importantes diferencias entre un cuerpo joven y otro envejecido. Para la amplia mayoría de las personas marca a la elasticidad como una característica propia de la niñez, mientras que en la adultez, prevalecen la rigidez y el endurecimiento. El paso del tiempo esconde un proceso de tensión que condiciona la libertad de movimiento.

Lee mas: http://www.infobae.com/salud/fitness/2017/05/30/9-claves-para-que-el-cuerpo-logre-una-flexibilidad-ilimitada/